Saltar al contenido
Pepa Claro

Fisioterapia

Fotografía fisioterapeuta tratando cuello de mujer

Fisioterapia en Cártama

Pepa Claro es el nombre de nuestro centro terapéutico, en el que ofrecemos varias especialidades, entre las cuales está la fisioterapia, para la cual nos centramos en el trabajo manual sin máquinas y en la punción seca.

Estamos ubicados en Cártama Estación, junto a Mercadona, que es uno de los núcleos de población del Municipio de Cártama, a 15 minutos en coche de la ciudad de Málaga y en un lugar de muy fácil acceso.

¿En qué consiste la punción seca?

Es posible que el término punción seca te haya llamado la atención y te preguntes de qué se trata, por lo que para que te hagas una idea de en qué consiste te podemos decir que es muy similar a la acupuntura en cuanto al uso de agujas, pero aquí nos guiamos por el dolor miofascial.

El nombre le viene porque la técnica se realiza mediante una punción sobre el tejido muscular con agujas similares a las de acupuntura, no se usa nada más, ni anestésicos ni ninguna otra sustancia.

La idea es eliminar los dolores musculares usando como herramienta dentro de nuestro abordaje la punción seca, estimulando el músculo en la zona en la que se produce el malestar, el cual se puede irradiar como ocurre cuando tenemos dolor de cuello y se extiende hacia los hombros.

En este caso, nuestros especialistas localizan el dolor, utilizan las agujas y lo disminuyen, consiguiendo una mejora en los síntomas que nos permite progresar en el tratamiento por lo que el cuello dejará de molestarte, o lo hará menos, y lo mismo pasará con los hombros.

¿Qué dolencias tratamos?

En nuestro centro de fisioterapia de Cártama, tratamos con terapia manual multitud de problemas y dolencias, algunas de las cuales son muy comunes por el ritmo de vida que llevamos.

Tener un trabajo sedentario favorece la aparición de muchos problemas que día a día tratamos en nuestra clínica, por lo que es esencial hacer deporte y cuidar nuestra forma física, aunque no debemos olvidar que el deporte también puede ayudar a que aparezcan lesiones.

Bursitis

Este problema con un nombre tan extraño también se conoce como trocanteritis y viene provocado por una inflamación de una bolsa que los sanitarios llamamos “bursas” y que tenemos en todos aquellos puntos de nuestro cuerpo en donde rozan músculos, tendones y huesos.

Así, este problema se da en los hombros, las rodillas, las caderas, la pelvis, etc., y se manifiesta con dolor y con sensibilidad en la zona, de manera que si te tocas notarás un malestar que antes no tenías.

La bursitis se puede producir por muchas causas, pero una de las más usuales es el sobreesfuerzo. Por ejemplo, es muy normal cuando empiezas un trabajo nuevo en el que tienes que hacer movimientos que antes no realizabas.

Nosotros te podemos ayudar aliviándote los síntomas y mejorando la capacidad y amplitud del movimiento, pues cuando tienes bursitis no puedes mover bien la articulación.

Una sesión de 60 minutos cuesta 35 euros y además de paliar el dolor te damos indicaciones para que no vuelva a aparecer de nuevo.

Lumbalgia

Hay muchos tipos de dolor que tratamos en nuestro centro, pero cuando un paciente viene con problemas de espalda la lumbalgia es la culpable en un alto porcentaje de casos.

El lumbago tiene múltiples orígenes, como son el sobreesfuerzo, una contractura a la que no hemos hecho mucho caso, las hernias, alteraciones de la columna de tipo de la escoliosis, un golpe, etc.

Puede ocasionar un dolor muy intenso y en los trabajos “físicos” es una de las principales causas de baja, algunas de ellas bastante largas.

Lo normal es que cuando acudas a tu médico del SAS, te recete unos medicamentos y reposo, además de una inyección, en los casos más extremos y con más dolor, aunque sabe que la fisioterapia es la solución, pero no tienen medios para darte unas sesiones y de esta manera, no suele recomendarla salvo en los casos más graves.

Por eso, si padeces este problema, lo mejor es que acudas a nuestra clínica de fisioterapia en la Estación de Cártama, en donde nuestros fisioterapeutas diseñarán un plan específico para tu problema con el primer objetivo de disminuir tu dolor y que recuperes tu ritmo de vida normal lo antes posible.

Siempre es conveniente que vayas a un fisio si tienes lumbalgia, pero si los episodios son frecuentes debido a cualquier problema de salud que tengas en la espalda, acudir a un fisioterapeuta es imprescindible, pues es la única manera de mejorar y asegurarte de que no se volverá a repetir

Ansiedad

Otro problema de salud que está muy extendido es la ansiedad, más ahora después del COVID, que ha significado vivir tiempos de incertidumbre, apuros económicos, alejarnos de la familia, de los amigos, etc.

Como ocurre con el lumbago, los médicos de los servicios públicos no tienen medios para tratarla de forma adecuada y lo solucionarán dándote medicamentos que te pueden provocar dependencia a corto plazo.

Es posible que te envíen a un psicólogo, pero la cita tardará meses en los que tus síntomas pueden empeorar bastante.

En nuestro centro además de fisioterapia, contamos con un equipo de psicólogas especialistas en multitud de terapias y preparadas para tratar múltiples trastornos y dolencias como la ansiedad, la depresión, etc.

El tratamiento con fisioterapia mejora el estado de las personas con problemas de salud mental como pueden ser la ansiedad, la depresión, el insomnio o el estrés, mejorando su funcionalidad y calidad de vida.

Por ello, los fisioterapeutas recomiendan distintas terapias que han demostrado ser útiles en el tratamiento de estas enfermedades como terapias manuales, de relajación y, sobre todo, el ejercicio terapéutico y la actividad física adaptada.

Tendinitis

¿Quién no ha sufrido una tendinitis a lo largo de su vida? Como la bursitis, suelen aparecer cuando se ejecutan movimientos repetitivos, en especial si los hacemos sin estar acostumbrados a ellos.

Un ejemplo sería ponernos a jugar al tenis durante horas sin haberlo hecho antes, o ir a trabajar a una fábrica en donde tenemos que pasar una jornada cogiendo y soltando objetos.

En esos casos aparece la tendinitis que no es una enfermedad grave, sino tan solo un exceso de carga que tu tendón no ha sabido manejar, normalmente cederá con el reposo, pero volverá cuando realices tu actividad habitual o trabajo de nuevo.

Esto se irá repitiendo en el tiempo, “debes ponerle solución antes de que el problema se haga grande o el tendón se degenere”. La tendinitis se suele curar con reposo y unos antiinflamatorios, aunque a veces puede convertirse en crónica y es aquí cuando comienzan los problemas.

Tener tendinitis no es algo que ponga en riesgo nuestra supervivencia, pero que sí nos puede incapacitar e incluso obligarnos a dejar el puesto de trabajo de siempre al impedirnos movernos con normalidad.

Aquí es donde entra la fisioterapia, la cual alivia los síntomas y consigue eliminar la inflamación de los tendones poco a poco, frenando su degeneración y haciendo que puedas volver a disfrutar de tus actividades o deporte.

Cuando las tendinitis son recurrentes es necesario acudir a un profesional, pues una vez más, las pastillas no son la solución.

Artrosis

Nuestro aparato motor puede sufrir muchas enfermedades degenerativas, siendo la artrosis la más común, tanto que no es raro que hayas oído a una persona mayor de tu entorno decir que la padece.

La causa de la artrosis es que los cartílagos que tenemos en los extremos de los huesos, para amortiguar el movimiento, se destruyen, apareciendo dolores que se suelen dar en las manos, las rodillas, la columna y las caderas.

Esta enfermedad avanza con el tiempo y solo se puede hacer un tratamiento paliativo con el fin de retrasar la aparición de los síntomas más graves, a lo cual ayuda la fisioterapia.

Con la artrosis conviene que las sesiones sean continuas, acudiendo a nuestra clínica con una periodicidad que se acordará con el profesional dependiendo de los síntomas que se padezcan en ese momento.

Como ocurre con la ansiedad, se debe tener muy claro que la fisioterapia no termina con la artrosis, pero sí que nos dará una mayor calidad de vida y todo mediante técnicas que no tiene ningún tipo de efecto secundario.

Además, nuestros compañeros te recomendarán un plan de ejercicios para cuando estes en casa, pudiendo hacerlos entre sesión y sesión.

Cefalea Tensional

¿Te duele la cabeza? Es un problema de salud muy normal, pues a todos nos duele de vez en cuando y siempre lo achacamos a múltiples factores, pero pocas veces pensamos que ese dolor viene por la tensión en los músculos del cuello.

Por el tipo de vida que llevamos, en el que pasamos una buena parte de la jornada laboral y de ocio delante de las pantallas, el dolor de cuello es algo que padecemos con frecuencia debido a que se nos sobrecarga al no tener una buena higiene postural.

Esa contractura en la zona de la nuca se irradia a la cabeza, que duele bastante hasta en las partes más alejadas de las cervicales como es la frente, con una intensidad que a veces es alta dependiendo del problema que tengamos en el cuello.

Un analgésico ayuda si el dolor se presenta de manera puntual, pero si te duele la cabeza a menudo y trabajas toda la jornada delante de un ordenador, lo mejor es que vengas a nuestro centro para que te veamos el cuello.

Es posible que ese dolor de cabeza que tanto te molesta provenga de lo que en fisioterapia se denominan “puntos de gatillo”, que son contracturas que consiguen que el dolor se extienda a las zonas adyacentes.

En ocasiones el dolor en la cabeza es causado por una tortícolis, una contracción muscular que provoca que la cabeza se gire, aunque aquí la causa es más que evidente y también te podemos ayudar con una sesión de fisioterapia.

Ciática

Si decíamos que el lumbago era un problema de lo más común en las clínicas de fisioterapia, la ciática no lo es menos, más cuando es igual o más dolorosa que la lumbalgia, tanto que lleva a la persona que la padece a tener que pedir la baja laboral si está trabajando.

Los síntomas son muy claros, un dolor muy fuerte que comienza en la zona lumbar y que baja por la pierna, siempre en un lado del cuerpo, dejando al otro libre.

Aquí la causa no está en ningún punto de gatillo, sino en la compresión del nervio ciático, que es lo que provoca ese dolor intenso y que se da mucho cuando el paciente tiene hernias de disco o hace esfuerzos en el trabajo.

Con el tratamiento se consigue aliviar el dolor que puede ser muy fuerte, a la vez que mejorar la capacidad de movimiento, puesto que impide que caminemos con normalidad.

Cuando los episodios son recurrentes, en nuestra clínica también puedes obtener algunos consejos para tratar de evitarlos en lo posible, pues muchas veces se producen porque no nos sentamos bien o si tenemos la espalda demasiado débil.

Esguinces

Ahora mismo hay una fiebre por el deporte, en especial por algunos como el runnig o correr como lo hemos llamado siempre.

Esto está muy bien, ya que deporte es salud, pero a veces también ocasiona lesiones leves del tipo de los esguinces que son comunes en prácticas como la carrera o los deportes de equipo.

Por suerte es un problema que no reviste gravedad, en la mayoría de las veces, causado por un estiramiento anormal o el desgarro de los ligamentos, algo que es doloroso y muy “escandaloso” pues enseguida se inflama la articulación alcanzando un tamaño considerable.

El reposo siempre ha sido el tratamiento que se ha recetado, con un vendaje e incluso el uso de muletas los primeros días, pero una vez que la articulación se ha desinflamado, lo mejor es ir a un fisioterapeuta para que la recuperación sea completa.

Nuestros profesionales pueden valorar tu esguince gracias a la experiencia que tienen tratándolos y verán qué es lo mejor para que desaparezca, pues uno de los mayores riesgos es que no se cure bien, se cronifique y deje la articulación debilitada.

Dependiendo de la gravedad de la torcedura, en varias sesiones se consigue eliminar por completo el dolor y restaurar el movimiento de la articulación para que no vuelva a sufrir el mismo episodio, un riesgo que es alto durante el primer año.

Contractura muscular

Este es un término que a todos nos suena porque es extraño que no la hayamos sufrido alguna vez en cualquier de nuestros músculos, sobre todo en los de la espalda.

Hay muchos factores que hacen que aparezcan. El deporte intenso, esfuerzos, un golpe, dormir con una postura incorrecta, pasar la jornada laboral mal sentados y a veces un simple movimiento un tanto brusco.

Existen diferentes grados, por lo que se pueden tratar en casa con frío, un espray antiinflamatorio y algo de reposo, pero algunas son más fuertes y limitan el movimiento del músculo, tanto que no nos es posible hacer una vida normal.

Aquí es donde entran nuestros especialistas, que bien con técnicas como el masaje descontracturante o la punción seca aliviarán la contractura devolviendo al músculo a su estado normal.

Algunas personas, por su trabajo o por diversos problemas de salud, suelen ser propensas a tener contracturas musculares muy dolorosas, por lo que en estos casos lo mejor es acudir a nuestra clínica de forma habitual, ya que con masajes periódicos se evita que aparezcan estas contracturas o al menos no lo hacen de manera severa, pudiendo de esta manera llevar una vida normal sin apenas dolor.

Cervicalgia

Tener dolor en el cuello es tan común que se calcula que alrededor del 70% de la población lo ha padecido alguna vez, y que un 45% de las personas de todo el mundo lo han sufrido en los últimos seis meses.

Esto significa que somos candidatos casi seguros a que nos duela el cuello, más cuando ahora la mayor parte de los trabajos se están convirtiendo en sedentarios, de modo que pasamos ocho horas delante de la pantalla del ordenador o de algún tipo de máquina.

Por eso surge ese dolor, que puede acompañarse de mareos y de una sensación muy molesta la zona superior de los brazos, un hormigueo similar al que aparece cuando se nos duerme una mano o un pie.

El estrés y las preocupaciones, tan usuales en nuestros días, también favorecen esta enfermedad que incluso se puede deber a una mala mordida o a problemas en la visión.

Si persiste en el tiempo, es importante acudir a un especialista como los que tenemos en nuestra clínica cuando antes, pues se puede llegar a producir una hernia discal cervical, lo cual ya es algo muy grave.

Con el fin de elaborar un plan de acción se hará un diagnóstico, pues no se trata igual la cervicalgia por una mala postura durante la jornada laboral que una que viene debido a que vemos mal, en la cual lo primero será ir al oftalmólogo para luego trabajar los músculos del cuello mediante masajes o punciones.

Fascitis plantar

No conocemos la fascia plantar ni sabemos dónde está, pero un buen día notamos un dolor muy intenso en la planta del pie, muy cerca del talón, y enseguida averiguamos qué es y dónde se ubica.

La fascia es un tejido grueso y fuerte que va por toda la planta del pie, puesto que conecta los dedos y el talón.

Al ser un tejido tan extenso, si se irrita o se inflama, el dolor puede ser muy intenso, tanto que no es raro ver cojear a las personas que la padecen, debiendo tratarla a veces con medicamentos bastante fuertes para el dolor.

Se sabe poco sobre por qué aparece, pero sí es frecuente en personas con obesidad, en las que pasan mucho tiempo de pie o en las que hacen ejercicios como las carreras de larga distancia.

Cuando se confirma el diagnóstico hay que ir al fisio para que comience con el trabajo que alivie el dolor y baje la inflamación, consiguiendo que se recupere la normalidad cuanto antes, puesto que el mayor problema es que el dolor hace que modifiquemos la manera en la que caminamos.

Esto produce, a corto y a medio plazo, otros problemas en la rodilla, la espalda, las caderas o en los pies, así que si ya tienes fascitis durante mucho tiempo coméntaselo a nuestros profesionales para que vean si te está afectando a otras partes del cuerpo.

Dependiendo del tipo de vida que lleves, la fascitis plantar no va a desaparecer de un día para otro, pero la fisioterapia alivia mucho el dolor, más aún si seguimos los consejos que te darán nuestros fisioterapeutas, te mandarán unos ejercicios para casa, que serán de vital importancia para la correcta mejora y recuperación.

¿Qué clases de fisioterapia tenemos en nuestro centro?

Aunque el gran público lo desconoce, lo cierto es que la fisioterapia tiene varias ramas, las cuales ofrecemos en nuestro centro gracias a las dos fisioterapeutas con las que contamos en la actualidad.

Fisioterapia deportiva

Esta es una de las ramas de la profesión que más ha crecido en los últimos años, dado que son cada vez más las personas que hacen ejercicio de manera amateur.

Aquí la idea es recuperar lesiones y prevenirlas preparando el cuerpo, tratando problemas como los esguinces, las contracturas, la tendinitis, etc.

Fisioterapia neurológica

Por desgracia, los pacientes que sufren daños en su sistema nervioso han ido en aumento, por lo que la fisioterapia se ha ido adaptando para que esas personas tengan una mayor calidad de vida y sean autosuficientes dentro de sus posibilidades.

Así, se trata a pacientes con atrofias, Parkinson, a aquellos que han tenido ictus, hemiplejias y enfermedades similares.

Fisioterapia oncológica

El cáncer es una enfermedad muy dura, por lo que toda la ayuda que reciba el paciente durante el proceso, y una vez que supera la enfermedad, es poca.

La idea es favorecer la recuperación y que no se sufran secuelas, a la vez que se mejora la calidad de vida cuando se está cursando la enfermedad.

En nuestra clínica hacemos masajes para eliminar edemas, linfedemas, ayudamos con los trastornos del sueño, la fatiga o el dolor crónico que es tan normal en esos casos.

Fisioterapia general

Por el tipo de vida que llevamos, con trabajos sedentarios o que requieren de un gran esfuerzo físico, los problemas en los músculos y en el esqueleto son comunes, tanto que casi toda la población los padece en mayor o menor medida.

Con la fisioterapia se puede hacer mucho en esos casos, y de hecho suele ser más efectiva que las pastillas. Aquí se tratan lumbalgias, ciáticas, artrosis, dorsalgias, todo tipo de dolores crónicos, etc.

Si tienes una dolencia y no sabes a quién acudir, no te preocupes, ponte en contacto con nosotros que estaremos encantado de ayudarte en todo lo que esté en nuestra mano.